Despejando Dudas Sobre Trump.

MUCHAS PERSONAS DAN POR SENTADO QUE TRUMP ES PARTE DE LOS ILLUMINATI PERO NO EXAMINAN CON CLARIDAD LOS PUNTOS Y SOLO TIENEN VAGAS CONEXIONES.

donald-trump.jpg

Hay confusión en cuanto a si Trump es parte de la élite o no, y debido a su irrupción intempestiva en la política, hay mucha controversia al respecto. Muchos comentarios han sido vertidos en cuanto a que creen que porque sus empresas y su padre tuvieron ligas con la mafia, entonces Trump es Illuminatus. Esta conexión es muy pobre, asi que daremos una conexión más fuerte. Trump es amigo de una familia Illuminati muy poderosa, los Hilton, pero esta conexión se limita al terreno de la farándula, ya que ambas cadenas hoteleras son competencia, en este ambiente es muy común hacer cierto tipo de asociaciones de ganar-ganar, pero no por eso significa que son aves de la misma pluma. La historia de ambas dinastías es muy distinta la una de la otra.
El padre de Trump, Fred, comenzó su carrera en la construcción en Manhattan, y era una constructora grande pero se limitaba a una zona pequeña, comparadas con las constructoras Illuminatus de la época, era como comparar un pez payaso contra un megalodonte. Analizemos a las familias Illuminatus Americanas de la época que ya hemos estudiado de manera histórica en este libro. los Mellons, los Carnegie, los DuPont, los Rockefeller, los Astor, (estos últimos aunque con Sede en Inglaterra, tienen gran influencia en América), y notaremos que mientras estos fueron monopolistas que triunfaron de la noche a la mañana, el éxito de los Trump fue un proceso claramente identificable de esfuerzo y progresismo. No se tiene registro alguno de que los Trump hayan sido asociados de empresas masónicas tal como los jerarcas fundadores de dinastías Illuminati.

Fue el hijo, Donald Trump quien la hizo despegar, no fue una herencia y no se le dió en bandeja de plata. Trump corrió riesgos fuertes y hubo un gran tiempo de fracaso, cosa que a los iluministas casi nunca les ocurre. Tenemos que aclarar que no todos los multimillonarios son parte de la cúspide Satánica


IVANA TRUMP.

Ahora bien, los Illuminati son conocidos porque sus matrimonios están arreglados. Sin embargo, la primera esposa de Trump, Ivana, venía de una familia de la República Checa muy humilde, de hecho, estaban bajo la férula del bloque comunista, y la única manera en que Ivana saliese de ahí fue debido a su carrera como atleta y casándose con un extranjero. Decidida a lograr salir de la dominación soviética, entonces accedió a casarse con George Syrovatka, amigo de la infancia y ciudadano canadiense, de esta manera ella obtendría un pasaporte extranjero, y los dirigentes comunistas no la considerarían una desertora. En la década de 1970 obtuvo una maestría en educación física de la Universidad Carolina de Praga y en 1975 dejó Checoslovaquia para irse a Canadá, en donde estaría con George, que era dueño de una tienda de esquí allí.

Los dos años siguientes vivió en Montreal y trabajó como modelo para algunas de las principales compañías de pieles de Canadá. En 1976 se divorció de George Syrovatka y se mudó a Nueva York para promover los Juegos Olímpicos de Montreal . Fue en Nueva York, que conoció a Donald J. Trump, hijo del empresario de bienes raíces, Fred Trump.
Ella al inicio no mostró interés por la relación pero con algo de tiempo eso cambió y se convirtieron en pareja. Para el momento Donald Trump, no había alcanzado los magníficos niveles de éxitos en los negocios que lograría posteriormente e Ivana no tenía ni idea del papel tan importante que desempeñaría en la creación del Imperio Trump.

LA AGENDA NACIONALISTA DE DONALD TRUMP.

Además de esto, hay que añadir que la agenda de Trump es completamente nacionalista, está en contra de las políticas de fronteras abiertas que impulsa la élite, está en favor de la Segunda Enmienda de Portación de Armas, y está en favor de hacer amistad con la Rusia de Putin y auditar la Reserva Federal. Se opone a las vacunas que generan autismo y está en favor de cuidar de los veteranos. Asi mismo, está en favor de hacer que los ricos paguen impuestos para favorecer a las clases medias. Se ha peleado con Presidentes de derecha mexicanos, Está en favor de eliminar a ISIS de raíz y en contra de apoyar la inmigración Musulmana a E.U. Esta agenda es totalmente opuesta a los planes Illuminati.


FREDERICK TRUMP, ABUELO DE DONALD TRUMP.

1465315858279-Frederick_Trump.jpg

Friedrich Trump nació en la ciudad de Kallstadt en el Palatinado, hijo de Christian Johannes Trump y Katherina Kober, en 480 Kallstadt, una región relativamente pobre, era conocida por su viticultura desde el Imperio Romano. El ancestro de Trump, Hans Drumpf, se asentó en Kallstadt en 1608, y su familia poseía un viñedo. En 1871, el Palatinado pasó a formar parte del nuevo Imperio Alemán. Fred Trump, el hijo de Frederick, negó más tarde su herencia alemana, alegando que su padre había sido un sueco de Karlstad.

Después de estar enfermo de enfisema durante diez años, el padre de Trump murió el 6 de julio de 1877, a la edad de 48 años, dejando a la familia en la deuda por los gastos médicos, aunque el biógrafo Gwenda Blair describió la familia de Trump como "relativamente próspera". Mientras que los cinco de sus hermanos trabajaban en los campos de la uva de la familia, Trump fue considerado demasiado enfermo para soportar el trabajo duro. En 1883, Trump, entonces de 14 años de edad, fue enviado a la cercana Frankenthal por su madre a trabajar como aprendiz de peluquero y aprender el oficio. Trump trabajó siete días a la semana durante dos años y medio bajo la tutela del barbero Friedrich Lang. Después de completar su aprendizaje, regresó a Kallstadt, pero rápidamente descubrió que no era suficiente ese negocio para ganarse la vida. También se acercaba a la edad en la que tendría que cumplir un servicio militar obligatorio de tres años. Rápidamente decidió emigrar a los Estados Unidos, diciendo más tarde, "yo estaba de acuerdo con mi madre en que yo debería ir a Estados Unidos"; 30 años después, sus familiares contaron que los dejó en secreto en la noche y dejó a su madre una nota sin consultarla.

MOVIÉNDOSE A LOS ESTADOS UNIDOS.

En 1885, a los 16 años, Trump emigró de Bremen, Alemania, a los Estados Unidos a bordo del barco de vapor SS Eider, saliendo el 7 de octubre y llegando al Jardín del Castillo en la ciudad de Nueva York el 19 de octubre. Los registros de inmigración de Estados Unidos lista su nombre como "Friedrich Trump", y su último lugar de residencia como "Kallstadt", el país de nacimiento como "Alemania", y su ocupación como "agricultor". Se mudó con su hermana mayor Katherine -. que había emigrado en 1883 y su marido Fred Schuster. Sólo unas pocas horas después de llegar, se encontró con un barbero de habla alemana que estaba buscando a un empleado y comenzó a trabajar al día siguiente.Él trabajó como peluquero por seis años. Trump. vivía con sus parientes en el Lower East Side de Manhattan, en un barrio con muchos inmigrantes Kallstadt, a los 76 Forsyth Street. Debido a que el costo de operaciones en la calle 76 Forsyth era caro, más tarde se trasladó a la calle 606 del Este.

En 1891, Trump se trasladó a Seattle, Washington. Con sus ahorros de la vida de varios cientos de dólares, compró suministros, tales como mesas, sillas, y un rango, y compró el perro french pudle,cuyo nombre Dairy fue el nombre de su restaurante. Situado en 208 Washington Street, el restaurante Dairy estaba en el medio del Barrio rojo de Seattle; Washington Street fue apodado "la línea" e incluyó una variedad de salones, casinos y burdeles. El biógrafo Blair, lo calificó como "un semillero de sexo y alcohol, y el dinero, fue el centro indiscutible de la acción en Seattle. El restaurante servía comida y licor y se anunciaba para incluir "Las habitaciones para las señoras" , un eufemismo común para la prostitución. Trump vivió en Seattle hasta principios de 1893 y votó en las primeras elecciones presidenciales de Estados Unidos en 1892. Ese mismo año se convirtió en ciudadano de Estados Unidos.

El 14 de febrero de 1894, Trump vendió el restaurante Dairy, y en marzo, se trasladó a la ciudad minera de Montecristo, Washington en el condado de Snohomish. Se esperaba que Montecristo produciría una fortuna de oro y plata porque la evidencia de depósitos minerales fueron descubiertos en 1889. Esto llevó a muchos buscadores de oro que se desplazaban a la zona con la esperanza de llegar a ser ricos, con la inversión financiera del multimillonario John D. Rockefeller en toda la zona de Everett, se creó una expectativa exagerada del potencial de la zona. Antes de salir de Seattle, compró 40 acres (16 ha) en el Pine Lake meseta, doce millas al este de la ciudad, por $ 200, lo que representó la primera compra de bienes raíces de la familia Trump. En Monte Cristo, Trump encontró una parcela de tierra cerca de la estación de tren en donde quería construir un nuevo hotel, pero no podían pagar la cuota de $ 1.000 por acre para comprarlo. En cambio, se presentó una demanda de oro aluvial en la tierra, lo que le permitió reclamar los derechos exclusivos de los minerales a la tierra sin tener que pagar por ello, a pesar de que la tierra ya había sido reclamada por Everett residente de Nicholas Rudebeck. En ese momento, la Oficina de Tierras de Estados Unidos era conocida por ser corrupta y permitió dicha actividad con frecuencia. A pesar de la afirmación del placer de haber dado Trump no tiene derecho a construir cualquier estructura sobre la tierra, Trump compró rápidamente la madera para construir un nuevo hotel y operar de manera similar a la lechería y el restaurante. Nunca se trató de extraer oro en la tierra. Blair describió a Trump como la "minería de los mineros", ya que incluso si nunca encontraron ningún oro, los buscadores de fortuna y oro todavía necesitaban de un lugar para dormir por la noche. Trump finalmente compró el terreno en diciembre de 1894. Mientras que en Monte Cristo, Trump fue elegido para un cargo, ganando la elección de 1896 por la justicia de la paz por un margen de 32 a 5.

Años de minería habían puesto de manifiesto que no había casi la misma cantidad de oro y plata en Montecristo de lo que una vez se había creído. Y en agosto de 1894, Rockefeller retiró de la mayor parte de su inversión en la zona, creando el "Estallido de la Burbuja de Everett". En la primavera de 1896, la mayor parte de los mineros había dejado Montecristo, causando una escasez de mano de obra y menos negocios para Trump, a pesar de ser una de las pocas personas que pudo hacer dinero en Monte Cristo. Trump se preparó para la explosión de la burbuja mediante la financiación de dos mineros en el área del Yukon. En julio de 1897, la fiebre del oro comenzó con la llegada de barcos con oro en San Francisco y Seattle, resultando en miles de personas corriendo hacia el área para hacer fortuna. Trump vendió la mayor parte de su propiedad en Montecristo unas pocas semanas más tarde y regresó a Seattle.

En Seattle, Trump abrió un nuevo restaurante en la calle 207 Cherry Street Los Ángeles. El negocio era tan bueno que pagó la hipoteca en cuatro semanas. Mientras tanto, el 7 de julio, los dos mineros que Trump habia financiado apostaron su reclamo en Hunker Creek, en el afluente del Klondike. A Principios de 1898, Trump habia Hecho Suficiente dinero para ir al Yukón por si mismo, vendio su propiedad de Montecristo y Seattle, y transfirió sus 40 acres en la Meseta de Pine Lake a su hermana Louise. En el 78. En 1900, Louise vendio la propiedad por $ 250. En los años que siguieron a la partida de Trump de Monte Cristo, Rockefeller canceló los aviones para un ferrocarril que pasase a través de la ciudad, y posteriormente se experimentaron las peores avalanchas e Inundaciones de su historia.

En 1900, a 150 millas de largo del Paso White y la Ruta de Yuko, un ferrocarril entre Bennett y Whitehorse, Yukon, se completó, permitiendo a Trump establecerse en el restaurante White Horse Inn y en Whitehorse. Se trasladaron al edificio por medio de barcazas, reubicado en la calle delantera, y estaba en funcionamiento antes de junio, el nuevo restaurante, incluía una de las mayores gamas de acero en la zona, preparaba 3.000 comidas al día y ahora incluía los juegos de azar. A pesar del enorme éxito financiero, Trump y Levin comenzaron a luchar debido a la bebida de Levin. Ellos rompieron su relación comercial en febrero de 1901, pero en abril se reconciliaron. Alrededor de ese tiempo, el gobierno local anunció la supresión de la prostitución, el juego y el licor, a pesar de la represión, esto se retrasó por empresarios hasta más tarde ese año. A la luz de esta inminente amenaza y la operación de negocios, Trump vendió su parte del restaurante para Levin y salió de Yukon. En los meses que siguieron, Levin fue arrestado por embriaguez pública y fue enviado a la cárcel, y el Ártico se hizo cargo de la Policía Montada. Blair escribió que "una vez más, en una situación que creaba muchos perdedores, Trump logró salir como un ganador.

Trump volvió a Kallstadt en 1901 como un hombre rico. Blair, el biógrafo dice que "el negocio de ver la necesidad de sus clientes para la comida, bebida y compañía femenina había sido bueno con él." Rápidamente se reunió yle propuso matrimonio a su antiguo vecina, Elizabeth Crist (10 de octubre, 1880 - 6. junio de 1966 la madre de Trump desaprobaba a Christ porque la vió como de una posición social inferior. A pesar de esto, se casaron el 26 de agosto de 1902, y se trasladaron a la ciudad de Nueva York. En Nueva York, Trump encontró trabajo como barbero y gerente de restaurante de un hotel. Vivían en la Avenida 1006 de Westchester, en el barrio de habla alemana de Morrisania en el Bronx. Su hija Elizabeth nació el 20 de abril de 1904. Debido a la nostalgia extrema de Elizabeth Sr., regresaron a Alemania ese mismo año. El 9 de mayo de 1904, cuando se presentó en Nueva York un pasaporte de Estados Unidos a los viajes con su esposa y su hija, enumeró su profesión como de "hotelero". En Alemania, Trump depositó en una caja de ahorros de su vida 80.000 marcos, lo que equivale a $ 505.248 en 2016.

Poco después de regresar las autoridades alemanas determinaron que Trump había emigrado de Alemania para evitar sus obligaciones tributarias y de servicio militar, y fue etiquetado como un desertor. El 24 de diciembre, 1904, el Departamento del Interior anunció una investigación contra Trump para expulsarlo del país. Oficialmente, se encontraron con que había violado la Resolución del Ministerio Real de la cantidad del Interior de 9916, una ley de 1886 que castigaba la emigración a América del Norte para evitar el servicio militar con la pérdida de la nacionalidad alemana. Desde hace varios meses, sin éxito una petición al gobierno para permitir que se quede él y su familia finalmente regresaron a Nueva York el 30 de junio de 1905.

El hijo de Trump Fred nació el 11 de octubre de 1905, en Queens, Nueva York. La familia vivía en el 539 Este de la calle 177. En 1907, donde nació su segundo hijo John. Más tarde ese mismo año se trasladaron a Woodhaven, Queens. Mientras que vivía en Queens, abrió una barbería de mucho éxito en la 60 Wall Street en Manhattan.


FRED TRUMP.

1465315754059-5240.jpg

Nació en el este de la avenida Tremont en el Bronx, hijo de inmigrantes alemanes Elizabeth (nacida Christ) y Frederick Trump. Su padre había emigrado a Nueva York en 1885 de la pequeña ciudad alemana de Kallstadt donde él brevemente regresó alrededor de 1900, se casó y volvió a emigrar.

A pesar de que los padres de Trump nacieron en Alemania, Trump dijo a sus amigos y conocidos durante décadas después de la Segunda Guerra Mundial que su familia era de origen sueco. Según su sobrino John Walter, "tenía muchos inquilinos judíos y no era cosa buena ser alemán en aquellos días."

Fred Trump, que se había quedado huérfano a los doce años, formó su fortuna construyendo viviendas de clase media, hasta llegar a tener miles de pisos en los barrios neoyorquinos de Queens, Brooklyn y Staten Island.

Desde muy pequeño Donald Trump, el cuarto de un total de cinco hijos, acompañó a su padre en la inspección de los bloques y en el cobro de los alquileres. Donald estudió en la Universidad Fordham y en la de Pensilvania. Tras ello empezó a trabajar en el negocio de la construcción; en 1974, con 28 años, recibió el relevo de su padre y entró de lleno en el mundo inmobiliario de Manhattan.

LA FORJA DE UN IMPERIO.

Uno de sus primeros grandes éxitos fue la idea de adquirir un viejo hotel contiguo a la Grand Central Station que, mediante préstamos y exenciones fiscales, logró convertir en uno de los mejores establecimientos de la ciudad. A partir de entonces compró toda clase de viviendas y edificios en Nueva York, particularmente torres de lujosos apartamentos (como la Trump Tower, donde el propio Trump reside en un triplex) y hoteles: es propietario del legendario Hotel Plaza, del Hotel Saint Moritz y del Hotel Grand Hyatt.

Pero su auténtico imperio se formó en Atlantic City, localidad situada en la costa de Nueva Jersey, cerca de Filadelfia. Allí poseía los tres principales casinos: el Trump Castle, el Trump Plaza y el más reciente Taj Mahal. También allí se hallaba anclado el yate Trump Princess, considerado el más lujoso del mundo, que fue adquirido al millonario saudita Adnan Kashoggi por 29 millones de dólares. El magnate poseía además una casa valorada en siete millones de dólares en Palm Beach (Florida), una mansión de 47 habitaciones en Connecticut, un Boeing 727 y seis helicópteros. En 1990 ocupaba el puesto decimonoveno en la lista de grandes fortunas estadounidenses de la revista Forbes, con un patrimonio valorado en más de mil millones de dólares.

Entre sus adquisiciones de los 80 figuran el puente aéreo de la Eastern Company entre Boston, Nueva York y Washington, que rebautizó como Trump Shuttle, y el 5% de las acciones de American Airlines. En junio de 1988 publicó el libro Trump o el arte de vender, que en poco tiempo se colocó a la cabeza de las listas de libros más vendidos en su país. Trump era el ejemplo por antonomasia del norteamericano triunfador que se ha hecho a sí mismo, y uno de los millonarios más populares de Estados Unidos. Aunque habitualmente se mantuvo al margen de la política, a comienzos de 1987 dedicó más de cien mil dólares a la compra de espacios en los principales periódicos, donde publicó una carta abierta en la que criticaba la política norteamericana de proteger los petroleros que navegaban por el Golfo Pérsico.

CRECERSE EN LA ADVERSIDAD.

Donald Trump contrajo matrimonio en 1978 con la deportista de origen checo Ivana Winkelmayr, a la que había conocido dos años antes durante los Juegos Olímpicos de Montreal, en las pruebas de patinaje artístico en que participaba Ivana. El matrimonio tuvo tres hijos. A comienzos de 1990, Ivana Trump presentó la demanda de divorcio de su marido, iniciando una de las separaciones más caras de los Estados Unidos. El hecho mereció la portada de muchos periódicos y fue tratado incluso en telediarios durante cinco días seguidos. Donald Trump cedió a su ex esposa Ivana 10 millones de dólares, una pensión anual de 600.000 dólares, una mansión en Connecticut y un apartamento en el Trump Plaza de Nueva York, además de la custodia de sus hijos.

En 1990 empezaron a circular rumores insistentes acerca de las dificultades económicas de Trump, quien al parecer no podía hacer frente al pago de sus enormes deudas. El 27 de abril de ese mismo año, el millonario contrató los servicios de la firma Merrill Lynch para negociar la venta de su aerolínea Trump Shuttle, aunque trató de disimular esta operación afirmando que quería dinero para convertirse en "el rey del líquido", con la idea de comprar gangas inmobiliarias aprovechando la caída del mercado.

Pese a los apuros, Trump anunció en mayo que construiría un hotel y un edificio inteligente en São Paulo, y el 17 de junio de 1991 afirmó que había llegado a un acuerdo con algunos de sus acreedores por el que declararía en quiebra su casino Trump Castle de Atlantic City con el fin de aliviar las deudas. Poco después, el 12 de julio, se supo que había vendido su yate Trump Princess por 42 millones de dólares al banco que lo tenía hipotecado. El 29 de agosto de ese mismo año, la juez de un Tribunal de Quiebras de Nueva Jersey aprobó un plan para el recate de la bancarrota del casino Taj Mahal.

En marzo de 1992, Donald Trump aceptó ceder a sus acreedores bancarios el control del 49 por ciento del Hotel Plaza de Nueva York, a cambio de condiciones crediticias más favorables. Con estas y otras hábiles e ingeniosas maniobras, fruto de su innegable talento para los negocios, pudo finalmente superar la crisis financiera de los 90 y mantener su fortuna y su prestigio. Siguió construyendo casinos y lujosos hoteles en Estados Unidos y en muchos otros países, y de manera análoga superó las dificultades que acecharon su imperio en 2004 y en 2009, causadas por el excesivo endeudamiento que suponían sus proyectos faraónicos; ciertamente pocos como él han sabido bregar en situaciones difíciles, cualidad de la que se preció en libros como El arte de sobrevivir (1991) y El arte de volver (1997).

Conclusión.

Ningún investigador serio, incluido el investigador más potente de todos, Fritz Springmeier, han podido conectar a Trump con la élite Illuminatus. Los ataques del establishment en su contra han sido brutales, llegando a gastar fortunas en campañas negras y grupos de choque, dinero vertido por George Soros y magnates de empresas multinacionales. Trump ha sido cercano al noticiero anti-establishment INFOWARS y ha sido enemigo de Paul Ryan y el lobby Republicano. Trump no es títere de los empresarios pues se está financiando solo, cosa que no muchos, o mas bien, ningún candidato puede decir. Esto no significaría nada si la agenda de Trump fuera la de la élite, pero como establecimos al inicio de este post, no lo es. La única forma en que se pueda ver que Trump es un traidor a la gente, es que mediante se acerque la campaña presidencial, se mueva hacia el centro y baje el calor. Sin embargo, esto parece no suceder y ha radicalizado su postura, aún siendo ya el elegido nominal Republicano. Trump es consecuente con lo que dice, es directo e inescrupuloso, no tiene doble cara como los políticos tradicionales y representa a la América capitalista del esfuerzo, por lo que su palmarés le da fuerza a sus palabras en la candidatura, en detrimento de sus contrincantes. Si alguien tiene algo que decir sobre alguna conexión Illuminatus seria de Trump con la élite, aqui la publicaremos, los comentarios que digan, "todo es parte del show, Trump es Illuminatus", sin decir cómo o porqué, no serán publicados.

Fuentes:

Wikipedia.com

El Gran Heraldo.

Biografía y Vidas.

El Universal.


|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar